Aplicación de leyes, gobernanza y comercio forestales

Una oficial escanea un código de barras de un lote de madera tropical en Pucallpa, Perú, antes de su envío a los mercados internacionales. La OIMT trabaja con sus miembros para fortalecer la capacidad de rastreo de la madera y otros aspectos de la aplicación de leyes, gobernanza y comercio forestales. Fotografía: Bosques, Sociedad y Desarrollo

El concepto de “aplicación de leyes, gobernanza y comercio forestales” se utiliza comúnmente con referencia a las medidas adoptadas para garantizar el cumplimiento de las leyes, normas y reglamentos forestales durante la recolección, transporte, transformación y comercio de productos forestales y para abordar el incumplimiento de la legislación regional, nacional o internacional relacionada con los bosques y la actividad forestal.
 
En general, el incumplimiento de la legislación forestal:

  • desalienta a los buenos actores que ya implementan el manejo forestal sostenible y cumplen con las normas y reglamentos existentes;
  • desincentiva la inversión forestal;
  • crea distorsiones en el mercado, porque los productos forestales ilegales no reflejan el valor real de la madera y otros productos forestales de origen legal y sostenible;
  • disminuye los ingresos del gobierno por la falta de impuestos y otros gravámenes;
  • obstaculiza los esfuerzos dirigidos a promover la sostenibilidad entre los consumidores;
  • tiene impactos negativos en el medio ambiente y los medios de vida de las comunidades que dependen de los bosques para su sustento.
 
En los últimos años, los principales mercados de maderas tropicales y productos derivados han enviado fuertes señales a los importadores sobre la necesidad de demostrar que los productos forestales se obtienen de fuentes legales o sostenibles. Por ejemplo, la Ley de Lacey de EE.UU., el Reglamento de la Madera de la Unión Europea, la Ley de Prohibición de la Tala Ilegal de Australia y la Ley de Madera Limpia de Japón exigen pruebas que acrediten la legalidad de la madera importada.
 
Una decisión adoptada por el Consejo Internacional de las Maderas Tropicales en noviembre de 2001 representó un paso importante en este proceso, ya que ofreció los recursos necesarios para que la Organización prestara ayuda a los países productores de maderas tropicales a fin de determinar formas de mejorar la aplicación y el cumplimiento de la legislación forestal. Con esta decisión también se alentó a los miembros a presentar propuestas de proyectos que abordaran los problemas de prácticas insostenibles o ilegales de extracción de maderas y el comercio ilegal de maderas tropicales.
 
Desde entonces, la OIMT ha ayudado a sus países miembros tropicales a fortalecer la aplicación de la legislación forestal y combatir la tala ilegal y el comercio ilegal de productos forestales mediante:
  • el establecimiento de marcos normativos y jurídicos forestales claros, sólidos, transparentes y coherentes;
  • el desarrollo de capacidad institucional para la aplicación de la legislación forestal a nivel local, regional y nacional;
  • el desarrollo de sistemas de información forestal, metodologías de identificación de la madera y mecanismos de trazabilidad de la madera que minimicen la burocracia, racionalicen los procedimientos legales y simplifiquen las reglamentaciones.
A través de enfoques complementarios, la OIMT también está ayudando a aumentar la transparencia del mercado y fiscalizar la certificación forestal.
 

Enlaces relacionados