Restauración del paisaje forestal

Un grupo de mujeres planta semillas de caoba en un vivero de la Península de Yucatán, México. La OIMT fomenta la restauración del paisaje forestal y el desarrollo de plantaciones forestales para lograr resultados positivos en el plano económico, social y ambiental. Fotografía: INIFAP

Los bosques sanos cumplen una función importante en la vida de millones de personas, ya que descargan agua limpia en los cauces y represas, sustentan cientos de animales y plantas comestibles, proporcionan medicinas, y ofrecen los suministros para satisfacer la demanda de madera y leña de la industria y las comunidades locales. Las tierras y los bosques degradados, por definición, no pueden cumplir correctamente estas funciones, ya que en ellos el agua se enturbia, desaparecen plantas y animales valiosos, y se empobrecen los suministros de madera y leña.
 
El objetivo de la restauración del paisaje forestal es restaurar la integridad ecológica y mejorar la productividad y el valor económico de las tierras degradadas, que pueden comprender una amplia gama de usos además de los bosques. La restauración de paisajes forestales ha demostrado ser útil en la restauración de bienes y servicios clave y en el mejoramiento de los medios de sustento de las poblaciones locales. Constituye también una herramienta para alcanzar una amplia diversidad de objetivos del paisaje al desarrollar un mosaico de usos productivos complementarios de la tierra.
 
La restauración de paisajes forestales es un vehículo para cumplir con los compromisos acordados a nivel internacional en relación con los bosques, la biodiversidad, el cambio climático y la desertificación. Contribuye asimismo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 1 (“fin de la pobreza”), 6 (“agua limpia y saneamiento”) y 15 (“vida de ecosistemas terrestres”).
 
En cooperación con el Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la OIMT publicó sus Directrices para la restauración, ordenación y rehabilitación de bosques tropicales secundarios y degradados en 2002. Actualmente estas directrices están siendo revisadas en el marco de una iniciativa conjunta de la Asociación de Colaboración en materia de Bosques, bajo la conducción de la OIMT.
 
En 2005, la OIMT, en colaboración con la UICN, publicó el manual Restaurando el paisaje forestal: Introducción al arte y ciencia de la restauración de paisajes forestales, con el fin de estudiar y explicar los conceptos y estrategias vinculados a la restauración del paisaje forestal.
 

Enlaces relacionados