Bosques plantados

Los bosques plantados, como este bosque de teca en Togo, pueden ayudar a cubrir el déficit del suministro de madera para satisfacer las necesidades de una creciente población mundial, al tiempo que brindan otros beneficios. La OIMT ayuda a sus países miembros a crear un entorno propicio para los bosques plantados correctamente planificados. Fotografía: G. Dieterle/OIMT

Los bosques plantados pueden cumplir muchas funciones, incluida la producción de madera y productos forestales no maderables, la protección de suelos y cuencas hidrográficas, y la captura de carbono. Los bosques plantados en el trópico también pueden crear empleo rural, generar valiosos productos y servicios ambientales, contribuir a la restauración de tierras degradadas y proteger contra la desertificación.
 
La expansión de los bosques plantados en las regiones del trópico puede ayudar a reducir la presión ejercida sobre los bosques tropicales naturales, pese a que no constituyen un sustituto de los bosques naturales. Se prevé que los bosques plantados serán cada vez más importantes para cubrir el déficit del suministro de madera a medida que la población mundial crezca y la demanda de productos de madera aumente.
 
La OIMT ayuda a sus países miembros a crear un entorno propicio para la expansión adecuada de los bosques plantados, por ejemplo, ayudando a:

  • desarrollar o mejorar las políticas y leyes forestales,
  • planificar el uso de suelo,
  • reforzar las capacidades técnicas,
  • promover la investigación y el desarrollo,
  • organizar a los pequeños productores forestales,
  • proporcionar información sobre el mercado de las maderas tropicales,
  • elaborar directrices para el establecimiento y manejo de bosques plantados.

Enlaces relacionados