Restauración & plantaciones forestales

P0463.jpg

Fotografía: C. Prebble

Los bosques sanos cumplen una función importante en la vida de millones y posiblemente miles de millones de personas, ya que descargan agua limpia en los cauces y represas, sustentan cientos de animales y plantas comestibles, proporcionan medicinas, y ofrecen los suministros para satisfacer la demanda de madera y leña de la industria y las comunidades locales. Las tierras y los bosques degradados, por definición, no pueden cumplir correctamente estas funciones, ya que en ellos el agua se enturbia, desaparecen plantas y animales valiosos, y se empobrecen los suministros de madera y leña.

La superficie de tierras y bosques degradados en la región de los trópicos es extensa y continúa creciendo. Este proceso se puede detener mejorando la ordenación forestal, pero ¿qué se necesita hacer con los 800 millones de hectáreas de bosques y tierras forestales que ya se han degradado? La OIMT trabajó con la UICN, el Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Fondo Mundial para la Naturaleza con el fin de elaborar las Directrices para la restauración, ordenación y rehabilitación de bosques tropicales secundarios y degradados, que fueron presentadas a dirigentes y profesionales del ámbito forestal a través de una serie de talleres nacionales y regionales. Asimismo, la OIMT, en colaboración con la UICN, preparó un manual titulado Restauración del paisaje forestal: Introducción al arte y ciencia de la restauración de paisajes forestales, con el propósito de esclarecer los conceptos y estrategias relacionados con la restauración del paisaje forestal. Actualmente, se están llevando a cabo talleres nacionales en un grupo seleccionado de países para fomentar la aplicación de las directrices y la utilización del manual. Además, la OIMT ha elaborado un programa práctico para ayudar a los gobiernos y las comunidades locales a restaurar y manejar los bosques secundarios y degradados para recuperar los beneficios que estos bosques pueden ofrecer.

La OIMT apoya también el establecimiento de plantaciones forestales con el propósito fundamental de producir madera y/o leña. En 1993, publicó las Directrices para el establecimiento y la ordenación sostenible de bosques tropicales plantados y financió un programa para estimular el establecimiento y manejo de plantaciones, especialmente bajo la responsabilidad de las comunidades locales. En Togo, por ejemplo, un proyecto de la OIMT ayudó a una comunidad a explotar, extender y manejar una plantación de teca que se hallaba descuidada: en este proceso, la comunidad mejoró también su suministro de agua, restauró una clínica médica y estableció otras industrias generadoras de ingresos. Además, la comunidad logró proteger el bosque natural remanente e inició un proceso de restauración.

La OIMT promueve también actividades de forestación y reforestación relacionadas con el mecanismo para un desarrollo limpio (FR-MDL) del Protocolo de Kyoto, las cuales pueden contribuir a aumentar la extensión de bosques y recursos forestales. En este contexto, la Secretaría está llevando a cabo un proyecto de la OIMT orientado a desarrollar la capacidad necesaria para formular proyectos de FR-MDL. En Colombia, otro proyecto de la OIMT busca frenar la degradación de alrededor de 72.000 hectáreas de bosque con la participación de las comunidades locales y la intervención de inversores internacionales a través del proceso FR-MDL. El Banco Mundial ya ha firmado una carta de intención para la venta de 470.000 toneladas de CO2, y el proyecto continúa actuando de intermediario entre vendedores y compradores potenciales.

Si desea información más detallada sobre el programa de actividades de la Organización, consulte el Plan de Acción de Yokohama de la OIMT, o haga clic en Recursos y Cartera de proyectos para ver otras actividades de la OIMT en materia de restauración y plantaciones forestales.