Silvicultura comunitaria

p0104.jpg

El proyecto PD 38/99 ayudó a las comunidades
de la sierra peruana a manejar sus bosques.

La 'silvicultura comunitaria', o el manejo de bosques por parte de las comunidades locales, constituye un mecanismo importante para alcanzar el objetivo de la equidad social fomentando a la vez la sustentabilidad del recurso forestal.

La OIMT apoya los enfoques de silvicultura comunitaria establecidos en sus países miembros y, en muchos casos, su ejecución está a cargo de pequeñas organizaciones no gubernamentales. Por ejemplo, el Club Evergreen, una ONG ambientalista de Ghana, fomentó la participación de niños de escuela primaria y sus maestros en actividades locales de reforestación y plantación de árboles. Al crear una mayor conciencia en los niños sobre la necesidad de proteger y reponer los árboles, se alentó también una mayor sensibilidad ecológica en sus padres y otros miembros de la comunidad. A través de sistemas agroforestales con cultivos arbóreos y alimentarios intercalados se aseguró también el mantenimiento y la protección de los lotes boscosos.

Mediante otro proyecto comunitario, se prestó apoyo al Movimiento Femenino 31 de Diciembre, una ONG ghanesa, y a un grupo de comunidades indígenas del Distrito de Worobong en la Región Este de Ghana, para la restauración de tierras forestales degradadas. Este enfoque cooperativo contó con la participación del organismo ejecutor, las comunidades y varios organismos gubernamentales a nivel local y de distrito. El proyecto contribuyó a aumentar los ingresos de las comunidades estableciendo e instalando maquinarias para la transformación de mandioca con el fin de impedir que se pudrieran los cultivos. Esto representó un incentivo clave para asegurar la participación de la comunidad local (especialmente las mujeres) en las actividades de restauración y rehabilitación forestal y garantizar la sustentabilidad del proyecto.

La silvicultura comunitaria posiblemente sea la única forma eficaz de conseguir el objetivo de la ordenación forestal sostenible en muchas zonas forestales, pero no es fácil de ejecutar. Tal vez el principal obstáculo sea la falta de derechos de tenencia de la comunidad sobre las tierras forestales: sin derechos a largo plazo, las comunidades consideran que no tiene sentido invertir el tiempo, el trabajo y los recursos necesarios para conseguir la ordenación forestal sostenible. Por lo tanto, los proyectos más exitosos son aquellos que se basan en iniciativas gubernamentales orientadas a otorgar derechos de tenencia a las comunidades.

Por ejemplo, en Nueva Vizcaya (Filipinas), se está llevando a cabo un proyecto financiado por la OIMT para apoyar un convenio de manejo forestal comunitario entre el gobierno nacional filipino y la federación de comunidades locales, que comprende tres asociaciones campesinas (Kakilingan Upland Farmers Association; Kalongkong Upland Farmers, Inc., y Vista Hills Upland Farmers Association). El convenio incluye además un acuerdo de distribución de la producción destinado a asegurar que los beneficios de la utilización sostenible, manejo y conservación de los bosques y recursos naturales se distribuyan equitativamente en toda la comunidad.

La silvicultura comunitaria comprende procesos participativos y de resolución de conflictos (a menudo prolongados), que deben respaldarse con información básica detallada, la educación y organización de las partes interesadas, y el desarrollo de confianza. Por lo tanto, es esencial el apoyo a largo plazo. El proyecto de Nueva Vizcaya, por ejemplo, se inició en 1993 y sigue contando con el apoyo de la OIMT. La OIMT trabaja también con los gobiernos para fomentar la concientización sobre los beneficios de los enfoques comunitarios de manejo forestal. Por ejemplo, en sus Directrices para la restauración, ordenación y rehabilitación de bosques tropicales secundarios y degradados, se recomienda dar prioridad a los intereses y conocimientos de los actores locales y legitimizar y definir claramente los derechos tenencia, acceso y uso, así como otros derechos tradicionales sobre los bosques secundarios y degradados, distribuyéndolos equitativamente entre los actores locales y nacionales.

Si desea información más detallada sobre el programa de actividades de la Organización, consulte el Plan de Acción de Yokohama de la OIMT, o haga clic en Recursos y Cartera de proyectos para ver otras actividades de la OIMT en materia de silvicultura comunitaria.