Biodiversidad & conservación transfronteriza

D0317.jpg

El Parque Nacional Madidi, foco de atención del
proyecto PD 17/00. Fotografía: J. Nations, CI

A pesar de que sólo cubren un cinco por ciento del planeta, se estima que los bosques tropicales contienen más de la mitad de las especies de flora y fauna terrestre del mundo. Esta biodiversidad cumple una cantidad de funciones útiles, contribuyendo incluso a mantener la salud y productividad de los bosques.

A principios de los años noventa, la OIMT trabajó con la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) con el fin de formular las Directrices de la OIMT para la conservación de la diversidad biológica en los bosques tropicales de producción. En estas directrices, publicadas en 1993, se explican las razones por las cuales las políticas forestales nacionales deben orientarse a la conservación de la biodiversidad y se muestra cómo establecer una zona forestal permanente integrando las áreas de conservación con los bosques de producción naturales y plantados.

Las directrices brindan asesoramiento para la planificación a escala del paisaje; por ejemplo, la vinculación de las reservas con corredores de bosque natural para permitir el movimiento de la fauna silvestre entre las mismas. A nivel práctico, estas directrices presentan una serie de principios y acciones para optimizar la conservación de la biodiversidad durante las actividades de ordenación y manejo forestal.

El programa de acción de la OIMT se basa en un enfoque de doble propósito para la conservación de la biodiversidad. En primer lugar, este enfoque está orientado a reducir la pérdida de biodiversidad asociada con la extracción de productos y servicios forestales, especialmente la madera, mediante el manejo del bosque (ver, por ejemplo, planificación y extracción de impacto reducido). En segundo lugar, se busca ayudar a los países miembros a reservar y manejar áreas de protección estricta. En particular, la OIMT está prestando apoyo para más de 10 millones de hectáreas de áreas de conservación transfronterizas, en las cuales dos o más países cooperan para asegurar la ordenación y conservación de zonas de importancia ecológica a ambos lados de sus fronteras.

Después de más de una década de aplicación, la OIMT ha iniciado una revisión de estas directrices, que será precedida por una serie de ensayos documentados en un grupo seleccionado de países tropicales.

Si desea información más detallada sobre el programa de actividades de la Organización, consulte el Plan de Acción de Yokohama de la OIMT, o haga clic en Recursos y Cartera de proyectos para ver otras actividades de la OIMT en materia de biodiversidad y conservación transfronteriza.