Planificación

D0123.jpg

La OIMT apoyó un proceso participativo para
la ordenación del Bosque Iwokrama de Guyana.

La planificación adecuada en todos los niveles es un componente esencial de la ordenación forestal sostenible. En su reciente libro, Changing Landscapes, Duncan Poore destaca la importancia del ordenamiento territorial como una primera etapa de este proceso:

"deberíamos dejar de derramar lágrimas de cocodrilo sobre la pérdida de bosques en general y dirigir nuestra atención a las preguntas más importantes de cuánto bosque necesitamos o queremos mantener, qué clases de bosques deberíamos tener, dónde deberían estar situados y cómo se los debería preservar y manejar. ... la selección y el establecimiento de una zona forestal permanente... tal vez sea la medida más importante que puede tomar un país para preservar sus bosques para el futuro y asegurar una protección contra cambios futuros."

La OIMT subrayó la importancia del ordenamiento territorial a nivel nacional en sus Directrices para la ordenación sostenible de bosques tropicales naturales, publicadas en 1992. Desde entonces, la Organización ha financiado un gran número de proyectos para ayudar a los gobiernos nacionales a formular políticas y planes de uso de suelos utilizando un enfoque participativo. En Perú, por ejemplo, un proyecto de la OIMT ayudó al gobierno a formular una nueva ley forestal con la participación de la industria, el sector conservacionista y la comunidad.

El ordenamiento territorial debería tener lugar también a nivel subnacional. Un proyecto de la OIMT en Bolivia, por ejemplo, ha apoyado la formulación de un plan de desarrollo forestal para un departamento del país. A nivel local, un proyecto de la OIMT en Guyana emprendió un proceso participativo para determinar cómo debería utilizarse el Bosque Iwokrama, especificando qué áreas deberían reservarse para la conservación y cuáles deberían manejarse para la producción de madera y otros productos forestales.

Una vez que un bosque se ha designado para la producción, debe elaborarse un plan de ordenación forestal. La OIMT ha financiado numerosos proyectos para ayudar a los administradores forestales en esta tarea, que puede ser costosa y llevar mucho tiempo, e incluye la realización de inventarios de los recursos forestales, la facilitación de la participación de las comunidades locales, y muchas otras actividades. Una vez que se ha acordado un plan de ordenación forestal, su aplicación implica una serie de desafíos. Los proyectos de la OIMT prestan ayuda también en este campo.

Si desea información más detallada sobre el programa de actividades de la Organización, consulte el Plan de Acción de Yokohama de la OIMT, o haga clic en Recursos y Cartera de proyectos para ver otras actividades de la OIMT en materia de planificación.